Spanish Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Croatian Czech Danish Dutch English French German Greek Hindi Irish Italian Japanese Korean Norwegian Portuguese Russian Swedish Turkish Ukrainian

Variedades de Rosas Híbridas

Descripción y Especies de rosas:

El Rosal formado por un conocido grupo de arbustos espinosos y floridos, de la familia de las rosáceas, que produce la rosa (la flor más popular del mundo),  planta que prefiere una exposición soleada, tiene la ventaja que arraigan  profundamente y toleran la sequía. No obstante, se debe procurar abundante agua para que la floracion sea grande y espectacular. En invierno no tiene hojas (es un arbusto de hoja caduca).

La rosa es una de las plantas genèticamente màs trabajada que existen, con màs de 30,000 distintas variedades de rosas, presentamos su forma de cultivo, injertos, producción y exportación con espectaculares fotografìas de sus distintas variedades: 

La clasificación de las rosas o rosales desde el punto de vista de la jardinería se hace en 3 grandes grupos:

Especies silvestres de rosas: las que sin ser cultivadas existen en la Naturaleza.

Rosales Antiguos: variedades de rosas cultivadas anteriores al año 1867.

Rosales Modernos: variedades de rosas cultivadas posteriores al año 1867.

Los Rosales silvestres son las especies que crecen sin cultivarse en la naturaleza; de ellas descienden todas las demás rosas, algunas de las variedades silvestres de rosas son : Canina, Centifolia, Damascena, Eglanteria, Gallica, rugosa, virginiana. En la zona de Asia central es donde se da una mayor cantidad de rosales silvestres.

En China comenzó la intervención humana en el desarrollo del rosal y posteriormente se extendió hasta el Tibet, Irán, El Caucaso y finalmente a Europa.

Los Rosales Antiguos son las variedades que existían antes de 1867, año en el que apareció el primer Híbrido de Té ('La France'). El nombre de té obedece a su aroma, con olor muy parecido a la infusión. Los Rosales Antiguos se clasifican en 13 grupos principales : Alba, Borbonianos, Centifolia, China, Damascenos, Gallica, Hibrido Perpetuo, Musgoso, Noisettianos, Patio, Portland,  Sempervirens, son más adaptables y robustos, no requieren de muchos cuidados y tienen menos  problemas de plagas y enfermedades.

Los rosales híbridos, son los más modernos y exuberantes, alcanzan de 50 a 100 cms. de altura de forma arbustiva, producen rosas en serie espectaculares cuyo tallo es rígido. Uno de los exponentes de este tipo de rosales es el hibrido Konrad Adenauer, de Mathias Tanta, hizo su aparición en 1954. En este rosal destacan principalmente dos cualidades: el color intensamente rojo y la fragancia muy destacada.

La Rosa ha sido sometida por el hombre a un largo Historial y una intensa selección de hibridaciones con el objetivo de crear nuevas variedades y formas. Es una de las la plantas genèticamente más trabajadas que existe. Catalogadas en 30,000 variedades de rosas, en el mercado se encuentran a la venta de 2,000 a 3,000 variedades de rosas y cada año aparecen centenares nuevos.

2) Cultivo e Injertos de rosas:

Para el cultivo del rosal tenemos que desarrollar los siguientes puntos importantes:

La preparación de la tierra, La plantación, las condiciones ambientales, la poda, los parásitos, plagas y enfermedades, conocimiento de las variedades y metodos de propagación e hibridación.

Requiere tierra fertil cultivable para jardin, se añade una proporción de arena para mantener un buen drenaje, se añade una proporción de arcilla, ahí mismo pueden agregarse abonos de cenizas, estiércol, humus de lombriz, compostas, formula de fertilizante para rosas, también agregar un poco de cal apagada para rebajar su acidéz.

Si el suelo es excesivamente acido deberemos añadir cal apagada en orden de unos 10 gramos por cada metro cuadrado, si no es suficiente incrementar la dosis progresivamente hasta alcanzar el punto óptimo. Si por el contrario el suelo es excesivamente alcalino(por encima de 7 de ph ) podemos reducirlo agregando un poco de arcilla, humus y tierra vegetal hasta acercarse al valor deseado.

Se recomienda realizar de forma casera el siguiente abono químico:½ de superfosfato de cal, ¼ nitrato de potasa y ¼ de sulfato amónico, esta mezcla puede aplicarse a cada rosal a medida de 15 grms. diluida en agua.

Los injertos pueden realizarse sobre un porta injertos de la especie Rosa Canina o híbrido Manetti, este ultimo concebido por Manetti un italiano en 1820, un hibrido de características muy resistentes.

El injerto Inglés es primoridal que el patrón y el injerto tengan el mismo diámetro, preferentemente no superior a 10 mm. Se les hace a ambos un corte oblicuo y después otro corte longitudinal en el centro del tallo profundizando unos 3 cms. para que quede en forma de zigzag el ensamble. Patrón e injerto deben encajar perfectamente, se atan con rafia, se mantiene húmedo y se espera 15 a 21 días para retirar la ligadura.

El injerto de Yema o Escudete es el más adecuado para realizar sobre plantas procedentes de reproducción por semillas. Se injerta el arbolito a una altura de 80 a 120 cms., utilizando patrones de diámetros de 6 mm. Si es el injerto de finales de verano brotara al año siguiente, si el patrón ya ha sido injertado previamente puede entonces brotar el mismo año.

En la Corteza del rosal se traza un corte vertical de 1.5 cms de longitud aprox. ambos cortes imitan el dibujo de una “ T “. Levantar con cuidado los bordes del corte vertical para introducir la yema en el interior de la corteza. La yema se obtiene del extremo inferior de una rama leñosa perteneciente al mismo año.

En el punto de la rama donde se encuentra la yema hay que realizar una incisión de 5 mm. por arriba y 1 cm por debajo, separandola de la rama y retirándole el resto de madera adherida a la yema, así como la corteza que le sobra alrededor, luego  se introduce la yema en la incisión del porta injertos, se ata con rafia y se deja libre a la yema, para rematar con un lazo sin nudo, En dos semanas el injerto habrá soldado y podremos retirar la atadura, esta operación es realizada entre mayo y julio, se corta el tallo del porta injertos 1 cm por encima de la zona injertada, cuando el injerto comience a crecer al finalizar el año, o cuando se acerque la brotación.

  

3) Poda y Comercialización de la rosa:

Es necesario podar los rosales al menos una vez al año. Entre diciembre y enero es adecuado para climas fríos, y entre noviembre y Diciembre adecuado para climas más moderados.

Si no realizamos la poda a tiempo, la savia comienza a circular por el rosal, se concentrará en la punta de los tallos que debíamos haber podado, resultando muy perjudicial para la planta que todavía no ha comenzado a emitir los brotes. Pueden realizarse varios tipos de poda dependiendo igualmente del tipo de rosal que se maneje, pero básicamente son:

El arbustivo de tallo bajo y de copa o llorones.

Arbustivos o de tallo bajo : Este tipo de rosal se poda poco si tiene de 1 a 2 años, con objeto de ver su desarrollo y permitir su afianzamiento en el terreno, se deben de dejar solo tres o cuatro ramas formando el esqueleto del rosal, permitiendo así que adquiera su forma final a partir del tercer año. Durante el primer año se podan aquellas ramas ahiladas, eliminando algo de follaje central si es demasiado denso, así como las flores marchitas, estas se retiran a lo largo de toda la floración, el rosal no debe alcanzar tras la poda una altura de 1 mt, todos los tallos que broten por encima del punto injertado deben de ser eliminados pues restan fuerza al rosal, son fáciles de detectar por su vitalidad de crecimiento y por sus hojas más pequeñas.

Si el rosal se va a destinar para flor cortada la poda debe hacerse a una altura de cinco brotes, tomando la precaución de utilizar herramientas bien afiladas que corten por encima del brote elegido.

De Copa o Llorones: Este tipo de rosal debe mantener su forma de arbolito con copa redonda, durante los tres primeros años se podará muy corto dejando solamente dos brotes, para aumentar uno cada año siguiente, al igual que los rosales arbustivos emiten vigorosos tallos en la base y tronco que se eliminan nada más asomen las yemas, aquellas ramas que no hacen armonía con la copa también deberán eliminarse.

En la postcosecha intervienen varios factores, en primer lugar hay que tener en cuenta que cada variedad tiene un punto de corte distinto y por tanto el nivel de madurez del botón va a ser decisivo.

Generalmente el corte de las flores se lleva a cabo en condiciones de alta luminosidad durante el verano, la mayor parte de las variedades se cortan cuando los sépalos del cáliz son reflejos y los pétalos aún no se han desplegado. El corte de las flores durante el invierno se realiza cuando están más abiertas, aunque con los dos pétalos exteriores sin desplegarse.

Si se cortan demasiado inmaduras, las cabezas pueden marchitarse y la flor no se endurece. Siempre se debe dejar después del corte, el tallo con 2 a 3 yemas que correspondan a hojas completas. Si se corta demasiado pronto, pueden aparecer problemas de cuello doblado, como consecuencia de una insuficiente lignificación de tejidos. Los factores que pueden actuar en su marchitez son: dificultad de absorción y desplazamiento del agua por los vasos conductores, incapacidad del tejido floral para retener agua.

 

Los tallos cortados se van colocando en bandejas o cubos con solución nutritiva, sacándolos del invernadero tan pronto como sea posible para evitar la marchitez por transpiración de las hojas. Se sumergen en una solución nutritiva caliente y se enfrían rápidamente. Antes de formar ramos se colocan las flores en agua o en una solución nutritiva conteniendo 200 ppm de sulfato de aluminio o ácido nítrico y azúcar al 1,5-2%, en una cámara frigorífica a 2-4º C para evitar la proliferación de bacterias, en caso de utilizar solo agua, cambiarla diariamente.

Una vez que las flores se sacan del almacén, se arrancan las hojas y espinas de parte inferior del tallo. Posteriormente los tallos se clasifican según longitudes, desechando aquellos curvados o deformados y las flores dañadas.

La clasificación por longitud de tallo puede realizarse de forma manual o mecanizada. Actualmente existen numerosas procesadoras de rosas que realizan el calibrado, estas máquinas cuentan con varias seleccionadoras para los distintos largos, permitien reducir la mano de obra, pero la calidad de la flor solo se determina manualmente y con el ojo humano, pudiendo ser complementada con la tecnología.

Finalmente se procede a la formación de “ ramos por decenas “ enfundados en un film plástico y se devuelven a su almacén para un enfriamiento adicional (4-5º centigrados ) del empaquetado, ya que la rosa cortada necesita unas horas de frío antes de ser comercializada, tomar en cuenta que una rosa o mini-rosa de calidad EXTRA, además de cumplir con la longitud y consistencia del tallo, debe tener un botón floral proporcionado y bien formado, el estado sanitario de las hojas y del tallo también deben ser óptimos.

La clasificación de las rosas se realiza según los siguientes criterios de clasificación:

Calidad EXTRA: 90-80 cm., Calidad PRIMERA: 80-70 cm., Calidad SEGUNDA: 70-60 cm., Calidad TERCERA: 60-50 cm., Calidad CORTA: 50-40 cm.

Clasificación de las mini-rosas:

Calidad EXTRA: 70-60 cm., calidad PRIMERA: 60-50 cm., calidad SEGUNDA: 50-40 cm., calidad TERCERA : 40-30 cm., calidad CORTA: menos de 30 cm.

Articulo propiedad de: Mario Abbud Chávez todos los derechos reservados, redaccion para la revista Citlalimagazine

Referencias:

  • Pianigiani, O. (1907). «Lema: rosa» (en italiano). Vocabulario etimológico del la lengua italiana. Roma, Milano: Società editrice Dante Alighieri di Albrighi, Segati. pp. 1559. http://www.etimo.it/?term=rosa&find=Cerca.
  • Crescent Bloom. «Rosa» (en inglés). Compleat Botanica. 
Best seller perfumes at 123Greetings Store