Spanish Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Croatian Czech Danish Dutch English French German Greek Hindi Irish Italian Japanese Korean Norwegian Portuguese Russian Swedish Turkish Ukrainian

Batalla del 5 de mayo en Puebla: Triunfo histórico de México

 

La historia de La Batalla del 5 de mayo en Puebla, México comandada por el presidente de México, Benito Pablo Juárez García, (originario de San Pablo Guelatao Oaxaca, México, de raza indígena zapoteca, academicamente preparado y con estudios avanzados en Masonería, Nivel máximo 33) junto a su gran estratega militar, el General Ignacio Zaragoza Seguín (originario de Bahía del espíritu santo, Coahuila, México) donde en el campo de batalla estaban las fuerzas del ejército de oriente compuestas de aprox. 5000 soldados mexicanos (en parte veteranos de la guerra de Reforma) contra uno de los mejores y más experimentados ejércitos del mundo en su época, el regimiento y la infantería naval de Napoleón III y su estratega militar Charles Ferdinand Latrille (Conde de Lorencez) a cargo de 6048 soldados franceses, sorpresivamente la batalla del 5 de mayo en puebla, arrojó un histórico resultado victorioso para México, dejando aprox. 476 muertos y 345 heridos franceses, y solamente 83 muertos, 121 heridos y 12 desaparecidos mexicanos, este artículo también presenta parte de "la Batalla de las Cumbres", donde el ejército de oriente masacró a 500 soldados franceses y solamente perdío en batalla a 50 mexicanos!

La historia de éste conflicto bélico entre Francia y México, se empezó a gestar en octubre de 1861, cuando los países de Francia, Inglaterra y España suscribieron “La Convención de Londres” era un tratado de acuerdo bélico como amenaza contra México, que consistía en contemplar la posibilidad real de enviar contingentes militares a México en caso de que no se cubriera un adeudo de aprox. 80 millones de pesos, que debía el gobierno de México a los 3 países mencionados, luego de que en Julio de 1861, el presidente Benito Juárez suspendió los pagos respectivos del adeudo por los siguientes dos años.

Del mes de Diciembre de 1861 al mes de Enero de 1862, arribaron al puerto de Veracruz, el contingente español bajo el mando de Juan Prim, el contingente Inglés bajo el mando de Hugh Dunlop y el contingente Francés bajo el mando de Edmond Jurien de la Graviere, la reunión con el gobierno mexicano fue para dictar un ultimátum, con la finalidad de finiquitar ese adeudo, o de lo contrario invadirían el país de México, Benito Juárez quién gobernaba a nuestro país endeudado (México apenas empezaba a levantarse de la postración económica), respondió con un exhorto a negociar y lograr un arreglo amistoso, los invitó a conferenciar. 

zaragoza2El español Juan Prim y el Inglés Hugh Dunlop, mostraron buena disposición a Benito Juárez de solucionar el conflicto en buenos términos, siempre y cuando se cubriera su adeudo, pero en esa reunión, el francés Edmond Jurien de la Graviere, exhibió parte de su codicia por conquistar México, donde el pago pendiente del adeudo con Francia, pareció solamente un pretexto o artimaña del gobierno francés para poder justificar la invasión que visualizaba Francia para conquistar México. 

El presidente de México, Benito Juárez, fue inteligente y detectó con tiempo el peligro inminente que representaba una posibilidad real de una invasión francesa, reaccionó ordenando el traslado de pertrechos y la fortificación de la ciudad de Puebla, creando una unidad militar, a la que se le nombró: “el ejercito de Oriente”, que originalmente estaba bajo el mando del General López Uraga, pero que fue tan deficiente su desempeño mostrado como líder militar, que Benito Juárez decidió relevarlo y utilizar a su mejor estratega militar (un experto en emboscadas y en guerra de guerrillas) el General Ignacio Zaragoza, quién dejó el ministerio de defensa a su cargo y se dirigió hacía puebla para organizar la oposición al frente bélico que podía representar Francia.  

zaragoza3

En Abril de 1862, la alianza Tripartita de: (Francia, Inglaterra y España) se fracturó, debido a que España e Inglaterra se dieron cuenta que realmente detrás de ese reclamo económico, Francia si tenía un interés abusivo de tipo geopolítico, donde su interés oculto y real era el de derrocar al gobierno republicano de México, para establecer una monarquía favorable a su política colonial, también con miras a contrarrestar el creciente poderío de Estados Unidos.

Los representantes de España Juan Prim y de Inglaterra Charles Wyke, negociaron con el gobierno Juarista por separado, en última instancia España e Inglaterra sí aceptaron de común acuerdo la propuesta de moratoria para finiquitar el adeudo por parte del gobierno mexicano y reembarcaron las tropas militares a su país de origen, pero Francia no la aceptó.

Por su parte la posición del diplomático francés, Dubois de Saligny, fue la de exigir el pago inmediato del adeudo, que incluía un cobro desmedido y exagerado por parte de la Casa Jecker por los destrozos causados por la anterior guerra de reforma, además exigía tener un control total y absoluto de las aduanas mexicanas, así como la intervención directa en la política económica de México, en pocas palabras, los franceses querían apoderarse de México.

En Febrero de 1862, se reunieron con los ministros Juaristas del exterior, el general Ignacio Zaragoza y Manuel Doblado, éste último cuya habilidad para negociar logró que se firmara Los Tratados preliminares de “La Soledad”, en los que obtuvo reconocimiento y credibilidad como el interlocutor del gobierno Juarista, donde garantizaba el respeto a la integridad e independencia del país, donde se convino que las negociaciones sobre el adeudo con Francia se realizaran en Orizaba, Veracruz, también en la ciudad de Córdoba y en Tehuacan Puebla, para evitar el rigor del clima tropical del puerto, si no se llegaba a un acuerdo político entre las naciones en esa fecha, entonces se retirarían a la costa, para así comenzar las hostilidades bélicas entre ambos ejércitos.  

El 5 de marzo de 1862, pese que aún se realizaban las negociaciones, Francia no respetó el acuerdo de “La Soledad” y llegó a Orizaba, Veracruz un contingente militar francés bajo el mando del Conde de Lorencez, Charles Ferdinand Latrille, quién relevó del mando al deficiente lider militar General Jurien de la Graviére y se dirigieron hacía Tehuacan Puebla, junto con ellos iba un gran traidor de la patria de México, el general mexicano conservador Juan Neponuceno Almonte, quién en su enfermo egocentrísmo, de inmediato se proclamó jefe supremo de la nación y empezó a reunir algunas tropas de traidores mexicanos con la finalidad de apoyar a los franceses con el apoyo de conservadores (ex veteranos de la guerra de Reforma).

A finales de abril de 1862, el Conde de Lorencez, desconoció por completo los tratados de La Soledad y se puso en marcha junto con sus efectivos militares franceses hacía Puebla, con la finalidad de también conquistar la ciudad de México. 

Iban excesivamente confiados los militares franceses, puesto que no habían sido derrotados desde la batalla de Waterloo, estamos hablando de que tenían 50 años invictos en combate, con sonados triunfos en batallas como Solferino, Magenta y Sebastopol

zaragoza4Esta actitud mencionada de exceso de confianza, quedó manifiesta en el siguiente mensaje de un racista enfermo de poder como Charles Ferdinand Latrille el Conde de Lorencez, quién envió a su jefe el Conde Lacques Louis Cesar Alexandre Randon (ministro de guerra de Francia) poco antes de la Batalla de las Cumbres:

“Somos tan superiores a los mexicanos en: organización, disciplina, raza, moral y refinamiento de sensibilidades, que le ruego anunciarle a su majestad imperial Napoleón III, que a partir de éste momento y al mando de nuestros 6,000 valientes soldados, ya soy dueño de México”. 

El Exceso de confianza del Francés, no solamente se debía a su buen palmarés militar, sino a la fragilidad de México y sus instituciones, con una economía destruida por cerca de 50 años mediante guerras civiles, con un estado debilitado y una población dividida por las pugnas entre facciones, la conquista del país parecía un hecho factible para el francés.

Al conocer sobre éstos avances, el General Ignacio Zaragoza, salió de Puebla con 4,000 soldados para su encuentro bélico con los franceses, quienes ya sostenían escaramuzas con algunos guerrilleros mexicanos.

Ignacio Zaragoza había enfrentado una diversidad de problemas para conformar su ejército, ante la falta de voluntarios y de algunos traidores veteranos en la guerra de reforma, tuvo que recurrir a una Leva, aunque se contaba con un cuerpo de oficiales jóvenes pero experimentado en combate, la tropa militar carecía de mínima disciplina, estaba mal equipada y mal alimentada, Zaragoza estaba preocupado.

En los días anteriores a la batalla, el General Zaragoza solicitó una y otra vez a los altos mandos de la ciudad de México vía telegramas, el envío urgente de recursos económicos, ya que no podían costear ni siquiera la alimentación de las tropas y otro factor en su contra, era que se habían perdido 1,322 soldados de la brigada de Oaxaca (enviados como apoyo al ejercito de oriente, por el General Ignacio Mejía), esto debido a un terrible accidente durante una explosión de un polvorín en la ex colecturía de diezmos en el poblado de San Andrés Chalchicomula (hoy ciudad Serdán) ocurrida el 6 de marzo de 1862.

El 28 de abril de 1862, se dio el primer enfrentamiento formal bélico entre mexicanos y Franceses, el ejército de Oriente se topó con una de las columnas del Conde de Lorencez, en un paso de montaña en las cumbres de Acultzingo, (entre los límites de Veracruz y Puebla).

Inicialmente Zaragoza no pretendía cortarle el paso a los invasores, sino más bien foguear a sus noveles soldados y al mismo tiempo intentar propinarle el mayor número de bajas posibles al enemigo.

Pero desde un principio el General Zaragoza y su gente fueron inteligentes, realmente valientes en combate y México dio su primer gran sorpresa en la llamada Batalla de las Cumbres, donde el ejército de oriente mexicano, masacró a 500 franceses y perdió en batalla solamente a 50 mexicanos!

zaragoza5A pesar del primer saldo favorable registrado en la batalla de las cumbres, Zaragoza todavía tenía duda sobre el desempeño real de sus tropas en un gran combate frontal a campo abierto, luego de la retirada de los mexicanos para replantear una emboscada, los franceses tomaron el frente y el control del paso, con lo que aislaron el principal puerto del golfo del centro del país y tuvieron el camino franco hacía puebla.

El 2 de mayo de 1862, una vez asegurado el paso de Acultzingo, la columna principal del ejército francés, salió de San Agustín del Palmar (Veracruz) para cruzar la sierra madre oriental y dirigirse a Puebla, paso obligado para llegar a la capital del país, que además era uno de los bastiones del traicionero partido conservador, donde los franceses esperaban ser recibidos con: “Una lluvia de Rosas”, como habían asegurado a Napoleón III en una de sus cartas.   

Un día después, el 3 de mayo por la noche de 1862, Zaragoza arribó a Puebla, dejando en su retaguardia una brigada de caballería para hostigar a los invasores, los efectivos del ejército de oriente se organizaron por las calles desiertas de la ciudad, porque alguna parte de la población, era traidora y partidaria de la invasión.

Zaragoza, con una correcta y valiente estrategia militar, estableció su cuartél a unos cuántos metros de la línea de Batalla, donde se gestó su plan para la defensa de la plaza, que consistió en concentrar los pertrechos en el sur y en el oriente de la ciudad, esperando evitar que los franceses alcanzaran el área urbana de la ciudad de Puebla.

El 4 de mayo de 1862, los exploradores mexicanos volvieron con la terrible noticia que: una columna de conservadores a caballo, al mando de Leonardo Márquez y José María Cobos, marchaba por la zona de Atlixco Puebla para unirse como traidores con las fuerzas del Conde de Lorencez, en el ataque dirigido a Puebla.

Por su parte Zaragoza no se amedrentó y para contrarrestar ésta estrategia, les envió una brigada de 2,000 hombres bajo el mando de Tomás O´Horan y Antonio Carbajal, los cuáles lograron detener con éxito al ejército francés, aunque en esa batalla sangrienta, quedaron parte de esas fuerzas mexicanas mermadas.

Los mexicanos se prepararon para la defensa de Puebla, contaban con 2 baterías de artillería para batalla y con 2 baterías de artillería para montaña, cubrieron los fuertes con 1,200 Hombres y formaron otros 3,500 hombres en cuatro columnas de infantería con una batería de batalla y una brigada de caballería, por el lado del camino de Amozoc.

El Ala derecha del frente mexicano, estaba cubierta por las tropas de lanceros de Oaxaca bajo el mando de otro estratega militar de Benito Juárez, el General Porfirio Díaz y el centro de la línea estaba cubierto por las tropas del estado de México y de San Luís Potosí, bajo el mando de Felipe Berriozábal y Francisco La Madrid, el Ala izquierda se apoyó en el cerro de Acueyametepec, ubicado en el norte de la ciudad y en cuya cumbre se ubicaban los 2 mayores fuertes de defensa: El Fuerte de Guadalupe y el Fuerte de Loreto, bajo el mando de la segunda división de infantería del General Miguel Negrete. La artillería sobrante la colocaron de forma estratégica en los fortínes y reductos dentro de la ciudad de Puebla, que estaban al mando del general Santiago Tápia.

Este posicionamiento ordenado por el General Zaragoza era una gran estrategia militar, hasta ese momento el Conde de Lorencez, no tenía idea alguna de la amplia capacidad estratégica y militar que estaba afrontando al tener como rival al General Ignacio Zaragoza

zaragoza6

A las 9:15 a.m. del 5 de mayo, el ejército francés apareció en el horizonte, avanzaron desde la cercana Hacienda de Rentería, donde cruzaron fuego con las guerrillas de caballería, que se batían en retirada y sin replegarse, hasta que el ejército francés estuviera formado y listo para avanzar.

La Batalla formal comenzó a las 11:15 a.m. de ese mismo día, anunciada por un cañonazo proveniente desde el fuerte de Guadalupe y acompañado por los sonidos de las campanas de la ciudad, en ese momento se dio una maniobra sorpresiva, la columna francesa, que venía avanzando en orden de oriente a poniente, se dividió en 2 secciones:

La primera compuesta por aprox. 4,000 hombres y protegida con artillería dio un viraje hacía la derecha con la finalidad de dirigirse hacía los fuertes de Guadalupe y Loreto, mientras que la segunda columna compuesta por el resto de la infantería francesa quedó como reserva.  

Los conservadores traidores mexicanos, que acompañaban a los franceses Almonte y Antonio de Haro Tamariz, sorprendidos por la maniobra y atemorizados por sus consecuencias, habían sugerido y advertido al Conde Lorencez, que el ataque se dirigiera a las inmediaciones del exconvento del Carmen (en el sur de la ciudad) tomando como antecedente el triunfo de los militares mexicanos, en ese mismo sitio durante la anterior guerra contra Estados Unidos, pero el Conde de Lorencez, confiado en la total superioridad de su tropas, así como el apoyo que esperaba del contingente de Márquez y Cobos, subestimó la capacidad bélica del General Ignacio Zaragoza y su ejército, haciendo caso omiso a la estrategia propuesta por Almonte y Antonio de Haro Tamariz.

El Conde de Lorencez, en su error estratégico militar, decidió concentrar el ataque directo a los fuertes de Guadalupe y Loreto, pero su estrategia militar, fue descubierta con tiempo de anticipación por ciudadanos mexicanos civíles infiltrados de Zaragoza, que eran leales y valientes patriotas, alertando a Zaragoza con tiempo, quién advirtiendo la maniobra y de manera rápida, replanteó su plan de batalla para tender una severa trampa mortal de emboscada a los enemigos Franceses

zaragoza7Zaragoza, movilizó sus tropas hacía las faldas del cerro, el sexto batallón de la guardia nacional del estado de Puebla, bajo el mando del Coronel Méndez, que fue el primer ejército de Oriente en hacerle un fuerte frente de resistencia a los franceses, ubicándose entre la línea comprendida en medio de los fuertes, la cuál rechazó su primer ataque con éxito.

Zaragoza, también movilizó a las fuerzas de Felìpe Berriozabal a paso velóz entre las rocas, situándolas entre la hondonada que separa al fuerte de Guadalupe y al fuerte de Loreto, mientras el General Antonio Alvarez, protegió el flanco izquierdo de los reductos con su brigada.

La línea de batalla mexicana, formó un ángulo que se extendía desde el puerto de Guadalupe hasta un sitio conocido como “ Plaza Román ”, frente a las posiciones enemigas, dispuso que el General Lamadrid defendiera con las tropas potosínas y dos piezas de artillería, el camino que conectaba a la ciudad con la garita de Amozoc y la derecha de la línea de batalla mexicana, les ordenó cerrarla con la división de Oaxaca, ayudado por los escuadrones lanceros de Oaxaca y Toluca, bajo el mando del General Porfirio Díaz, la emboscada estaba preparada y lista para proceder en contra del invasor.

La gran batalla comenzó, cuando los franceses continuaron su avance colocando sus baterías frente al Fuerte de Guadalupe y de Loreto, al mismo tiempo devolvían el fuego mexicano que provenía de esas posiciones, los franceses iban apoyados por el primer y segundo regimiento de la marina, practicamente iban con sus mejores cartas militares por la conquista de ambos fuertes de guadalupe y loreto.

Existe la anècdota històrica de que: el clima favoreciò a Mèxico, el ejèrcito francès calibrò y apuntò sus cañones de largo alcance hacìa los fuertes de manera correcta, pero como se vinieron los nubarrones porque màs tarde empezarìa a llover, se soltò un fuerte viento en su contra que cambiò el curso de la guerra y de la historia, al haber sido calibrados y apuntados los cañones antes de que soplara el viento, los franceses no contemplaron, ni midieron la fuerza de resistencia que el viento les ocasionarìa y descargaron màs de 1000 cañonazos que resultaron fallídos sobre ambos fuertes de Guadalupe y Loreto. Lo que provocò solamente que se levantara una enorme nube de polvo que no permitìa ver nada, ni los fuertes, ni el camino.

El ejèrcito francès recibiò la orden por parte del Conde de Lorencez de avanzar creyendo que habìan impactado gran parte de sus objetivos y creyendo haber provocado graves pèrdidas en el ejercito mexicano, pero en la realidad no fuè asì, ambos fuertes estaban practicamente integros y las bajas ocasionadas a las tropas mexicanas fueron pocas, Ignacio Zaragoza motivó a su tropa de soldados mexicanos valientes con la siguiente frase: Nuestros enemigos son los primeros soldados del mundo, pero ustedes son los primeros hijos de México y nos quieren arrebatar nuestra patria!

El regimiento élite de la infantería francesa inició su ascenso por el cerro hacía el fuerte de Guadalupe perdiéndose de la vista de los fusileros mexicanos, para aparecer por sorpresa disparando frente a la fortificación, sin embargo el fuerte de Guadalupe ya estaba alertado y bien equipado, los mexicanos descargaron una primer artillería de cañonazos descomunal y poderosa, que resultó precisa y devastadora, obligando a detener el primer avance inicial de los franceses, al mismo instante los soldados mexicanos de Berriozábal en emboscada salieron a recibirlos, los franceses fueron victimas de las bayonetas y los fusíles de la infantería de Berriozábal.

En éste punto, el ejército francés quedó sorprendido y atemorizado, tuvo que iniciar su primer retirada, hasta ponerse fuera del alcance de la zona de tiro de los fusíles, las bayonetas y de la artillería mexicana, pero apoyados por un numeroso segundo frente francés que venía detrás de ellos, se dieron fuerzas, se repusieron rápido e intentaron nuevamente por segunda ocasión ir a conquistar el fuerte de Guadalupe.    

zaragoza8

Nuevamente los franceses fueron recibidos por el ejercito mexicano mediante emboscada a bayoneta y fusíles, donde la artillería de cañones de los fuertes de Guadalupe y Loreto tomó nuevamente al ejèrcito francés de frente y a merced en el campo de batalla, descargaron una segunda descomunal y poderosa artillería de cañonazos que nuevamente resulto precisa y devastadora, fue tan enorme el daño realizado a las tropas francesas, que por primera vez en la batalla, el coronel mexicano José Rojo visualizó que México si podía ganar la guerra contra Francia y dio aviso a Antonio Álvarez que era momento preciso para que entrara toda la caballería mexicana con la finalidad de asegurar una victoria completa, Ignacio Zaragoza mencionó: Tras ellos a perseguirlos, el triunfo es nuestro y ordenó a los carabineros de Pachuca, cargar sobre los restos de la columna, disparar sus fusíles y lanzar sus mandobles de sable contra los franceses, según el historiador mexicano Paco Ignacio Taibo II, la batalla del 5 de mayo en Puebla se ganó con una descarga total aproximada de.... 2150 cañonazos mexicanos.

Nuevamente los franceses tuvieron que huir temerosos ante semejante masacre, haciendo la segunda retirada, por si fuera poco, un valiente cabo mexicano de apellido Palomino, se infiltró entre los franceses batiéndose cuerpo a cuerpo con ellos y tomó la bandera francesa al asesinar al portador del estandarte, lo que resultó un terrible golpe psicológico y anímico para las tropas y los generales franceses

A las 2:30 p.m. del 5 de Mayo, el Conde de Lorencez, se dispuso a lanzar un tercer ataque, dirigiendo sus tropas hacía el fuerte de Guadalupe, dispuso una columna de defensa y protección compuesta por los restos de los cuerpos de los soldados franceses muertos en la batalla, (una escena miserable y aterradora para los soldados franceses vivos) el batallón número 99 francés estaba prácticamente integro y era una enorme reserva francesa que tenían lista para atacar por la parte derecha de la línea de batalla mexicana, pero estaban muy atemorizados ante la eficacia y capacidad bélica demostrada por los fuertes de Loreto y Guadalupe.

Ante ésta situación, la gente de San Luís Potosí, al mando del general Lamadrid, libró una terrible batalla directa a fusiles y bayoneta contra los franceses, a grado que los franceses tuvieron que refugiarse en una casa situada en la falda del cerro, la tomaron y se guarnecieron en ella, pero poco duraron ahí, porque las tropas de San Luís Potosí a cargo de Lamadrid se encargaron de exterminarlos, los franceses que quedaron, fueron desalojados y expulsados de la casa, algunos franceses fueron atrapados y capturados, otros salieron corriendo dispersados y huyeron.

El Conde de Lorencez, a esas alturas estaba realmente preocupado y atemorizado, porque sabía que estaba perdiendo la guerra ante los mexicanos, haber fallado más de 1000 cañonazos iniciales sobre los fuertes de Guadalupe y Loreto fue un terrible error táctico militar, que le había costado una enorme masacre y desmotivación para su ejército francés, pero antes de rendirse, se jugó las ultimas cartas que le quedaban, e inició un cuarto y un último ataque... igualmente fallido.   

zaragoza9Entrada la tarde del 5 de mayo empezó a llover, era un fuerte aguacero que llenó de lodo los caminos, dificultando el avance de las tropas francesas porque se atascaban en el lodazal. El General Ignacio Zaragoza, observó a distancia la problemática de avance por parte de las tropas francesas y dispuso que el Batallón de Reforma de San Luis Potosí, saliera al frente en protección y auxilio del fuerte de Loreto, ordenó aprovechar que los franceses estaban atascados en el lodazal para atacarlos cuerpo a cuerpo con los lanceros oaxaqueños a bayonetas y machetazos, lo que resultó devastador para los militares franceses.

Zaragoza en su artillerìa, contaba con un gran Cañon de 68 libras, que no paraba de disparar y quien lo manejaba, era un soldado mexicano experto artillero, porque su precisión estaba causando enormes daños a las tropas francesas, era tan devastador ese cañon, que inclusive algunos franceses de forma desesperada entraron al fuerte para intentar apoderarse del cañon mexicano para detenerlo, un francés alcanzó a llegar al lugar donde estaba el artillero mexicano preparando la bala para introducirla al cañon, al verse sorprendido y no poder hacerlo estallar, el soldado artillero mexicano tomó la gran bala con las manos y se la aventó al soldado francés impactando sobre su cabeza, herido de muerte por el golpe, el soldado francés rodó al foso del parapeto, creando júbilo entre el ejercito de México y desilusión para los soldados franceses intrusos en el fuerte.

Posteriormente, el batallón de San Luís Potosí acudió en ayuda del fuerte y se encargó de desalojar a los intrusos franceses al hacerlos huir en retirada, pero una segunda línea numerosa de franceses se aproximaba para apoderarse del fuerte, fue entonces cuando el General Porfirio Díaz, movilizó en columna al batallón de Guerrero que estaba bajo el mando del Coronel Jiménez y sus tropas, que fueron en auxilio de los rifleros potosinos que estaban a punto de ser emboscados por la numerosa segunda línea francesa, Porfirio Díaz logró con ésto ganarles terreno y mantenerlos a raya, ordenó enviar el resto de las tropas de Oaxaca bajo el mando del Coronel Jiménez y Loaeza, con lo cuál logró expulsar al enemigo de las cercanías del fuerte. 

El éxito militar logrado por Porfirio Díaz, prácticamente tenía a merced a los franceses, destacó al Batallón de Morelos con dos piezas de artillería a la izquierda, mientras los rifleros potosínos se reponían de la pelea, una carga de lanceros de Oaxaca atacaba por derecha y se trababan en combate cuerpo a cuerpo contra los franceses entre el lodazal, lo cuál hizo retroceder al ejercito francés, que en aquel momento comenzó a huir completamente dispersado y fueron a refugiarse a la hacienda de los Álamos, de donde también fueron masacrados, desalojados y expulsados, finalmente los franceses restantes terminaron huyendo dispersados rumbo hacia el camino de Amozoc.

Fue entonces, cuando el Conde de Lorencez, Charles Ferdinand Latrille, ordenó la retirada total del ejercito francés, porque a esas alturas se enteró que Francia había perdido la batalla del 5 de mayo en puebla contra México, que enfrente tenía como rival al mejor general estratega que había afrontado el ejército Francés en los últimos 50 años, al General Ignacio Zaragoza y su ejército a cargo, que prácticamente resquebrajó con una masacre la condición de invicto de 5 décadas por parte del imperio militar francés de Napoleón III.

El informe que el General Ignacio Zaragoza rindió sobre la Batalla de Puebla al Secretario de Guerra Miguel Blanco Múzquizfué breve y significativo:"Las armas nacionales se han cubierto de Gloria. Las tropas francesas se portaron con valor en el combate y su jefe con torpeza"!

El júbilo en palacio nacional y en toda nuestra nación mexicana fué enorme, el General Ignacio Zaragoza Seguín fué famoso a nivel mundial y pasó a la historia como uno de los más grandes generales y Héroes de la historia de México, igualmente Benito Pablo Juárez García, fue reelegido y pasó a la historia de México como un Héroe de la Nación, siendo uno de los mejores presidentes que ha tenido México en toda su historia!

El Benemérito de las Américas, retiró el Diezmo (un tributo o impuesto obligatorio equivalente al 10% del total de los ingresos que percibían los ciudadanos mexicanos producto de su trabajo, que era un abuso que anteriormente operaba y cobraba la iglesia católica apostólica romana directamente al pueblo mexicano) convirtió al estado Laico, logrando con ésto retirar a la Iglesia Católica de los intereses de la Nación Mexicana, convencido que si no lo hacía, la misma Iglesia Católica terminaría vendiendo o regalando el País de México en manos extranjeras, como anteriormente lo hizo con España y como intentó hacerlo con Francia, todos los conservadores que traicionaron a Zaragoza en la batalla del 5 de mayo en Puebla.... fueron fusilados! 

Benito Juárez, fue inteligente y valiente al transformar a un pueblo y una nación que carecía de identidad, de educación y de cultura, México era una sociedad ultra conservadora, ignorante, confundida, reprímida y acomplejada por un sistema opresor que representaba la iglesia católica apostólica romana de la época, donde hacer sentir miserable y culpable de sus pecados al mexicano y manipularlo para lucrar con eso, era su mayor prioridad, Benito Juárez fué terreno fértil para desarrollar nuevos sistemas liberales e intelectuales, para el desarrollo de la cultura y el despertar de nuevas ideologías en México, Juárez reformó el concepto del patriotismo. También le dió su lugar a la Masonería, sin intentar imponerla (reconociendo que grandes ciudadanos del mundo como Benito Juárez han sido masones).

Por decreto de Benito Juárez, la Ciudad de Puebla lleva el nombre anexo de Puebla de Zaragoza, por el mismo decreto el Estado de Coahuila lleva el nombre anexo de Coahuila de Zaragoza.

Su famosa frase a nivel mundial fue: "Tanto entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la Paz"!

Como anécdota histórica, el General Ignacio Zaragoza Seguín, antes de emprender su carrera en la escuela militar mexicana, erroneamente fué elegido por la Iglesia Católica apostólica romana para reclutarse en el seminario y ejercer como sacerdote, fué seminarista en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, México donde ejerció 2 años para sacerdote, ingresó en 1844 y los abandonó en 1846, completamente convencido Ignacio Zaragoza de que no tenía vocación sacerdotal!  

El Fuerte de Guadalupe y el Fuerte de Loreto es 2 veces histórico, tanto los invasores franceses, como anteriormente los invasores americanos, ambos fueron derrotados en Puebla!

 

Artículo propiedad de: Mario Abbud Chávez, Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o Total, redacción en exclusiva para la Revista Citlalimagazine

zaragoza11

zaragoza12

Referencias Bibliográficas:

Archivo Histórico Particular de la Familia Molina Bonilla, en la Ciudad de Tetela de Ocampo, Estado de Puebla, México.

"Expediente Oficial relativo á la Batalla del 5 de mayo de 1862 en la Ciudad de Puebla de Zaragoza triunfando gloriosamente sobre el Ejército Expedicionario Francés".

Archivo Histórico de la Secretaria de la Defensa Nacional ramo de Operaciones Militares, en la Ciudad de México D.F, México.

Partes Oficiales de la Batalla del 5 de mayo de 1862, redactados por los GeneralesIgnacio Zaragoza,Ignacio Mejía,Miguel Negrete,Porfirio Díaz,Francisco Lamadrid,Felipe Berriozábal,Antonio Álvarezy CoronelJosé Solís.

AGUILAR Patlán, Venancio Armando, “Sexto Batallón de Guardia Nacional del Estado de Puebla, La Reforma en Tetela de Ocampo, Puebla, 1855-1873” Tesis que para optar por el título de Licenciado en Etnohistoria. Escuela Nacional de Antropología e Historia y Secretaria de Educación Pública, Cuicuilco, México D.F., 2006, Págs. 236-373.

THOMSON Guy P. C. y LaFrance David G., “Patriotism, Politics and Popular Liberalism in Nineteenth Century México. Juan Francisco Lucas and the Puebla Sierra” SR Books, Estados Unidos de América, 2002, Págs. 73-125.

LUNA Lauro (Coronel de Infantería del 6º Batallón Guardia Nacional de Tetela de Ocampo) “Batallón de la Guardia Nacional de Tetela de Ocampo, 1862 – 1867 (Memorias)” Editorial Nuestra República, Lecturas Históricas de Puebla No. 112, México, 1995, Págs. 47.*El documento original se encuentra en la Ciudad deTetela de Ocampo, Estado de Puebla y una copia antigua del mismo mecanografiada se encuentra en el AHPFMB.

TORRES Molina, Luis Eduardo, UNA VERDAD HISTÓRICA: ENSAYO RELATIVO A LA PARTICIPACIÓN DE LA JUNTA AUXILIAR DE TETOXCAC EN LA BATALLA DEL 5 DE MAYO DE 1862 Y EN LA GUERRA CONTRA LA INTERVENCIÓN FRANCESA Y EL SEGUNDO IMPERIO MEXICANO, México, 2009.

DELGADO de Cantú, Gloria María “Historia de México, Legado histórico y pasado reciente.” 2º Edición, Pearson Educación-Prentice Hall, México, 2005, Págs. 176-183.

PALOU, Pedro Angel “Juárez en Puebla. Un vínculo más allá de la Historía” H. Tribunal Superior de Justicia, Puebla de Zaragoza, 2006, Págs. 62 y 63.

Revista del Colegio Militar, Secretaria de la Defensa Nacional, México D.F, México, Edición trimestral, Enero-Febrero-Marzo de 1947, Tomo VIII, Número 1, Págs. 110, Editorial del Colegio Militar. *Sección de Historia y Geografía, sub sección de Historia, Batalla del 5 de mayo de 1862, por el Subteniente José Ayala Morelos, Págs. 55 -70.

Austro-Hungarian Land Forces 1848-1918, By Glenn Jewison & Jörg C. Steiner, "Chronology of the Mexican Adventure 1861-1867", http://www.austro-hungarian-army.co.uk/mexican/mxchrono.htm. Cronología de la Incursión en México, Documentación del Ejercito Austro-Húngaro.